Actualidad Saber de leyes no es suficiente
  • Pasando lista: que levante la mano el que no haya venido...
    IES Carpe Diem
    Filosofía

Saber de leyes no es suficiente
Jueves, 10 de Diciembre de 2015 10:20
ESADE Grado en Derecho
¡Cuánto daño ha hecho Hollywood, por Dios! No me digáis que no. Durante toda nuestra vida nos ha bombardeado con la perfecta imagen de lo que ha de ser un abogado. Y, la verdad, nada más lejos de la realidad.

A través de series (¿Quién no recuerda a Ally Mcbeal?), películas (El jurado, Homicidio en primer grado, Pena de muerte, Sospechoso, Las dos caras de la verdad…) y libros (¡Sí, los libros también forman parte del celuloide, amigos! Y John Grisham es el que más vende dentro del género de intriga jurídica) se nos ha presentado una imagen absolutamente idealizada de lo que debe ser un abogado: un perfil especialista que todo lo sabe (da igual el área de desempeño de su profesión), erudito en leyes, alguien estiloso, brillante y espontáneo que es capaz de darle la vuelta a un caso en el último momento dejando a todos con la boca abierta. Pues señores… ¡Hollywood nos ha mentido!

ESADE Grado en Derecho
El abogado de hoy en día no sólo ha de saber de leyes. Aunque pueda parecer absurdo, en la actualidad, un abogado debe saber un poco de todo. Y cuando digo todo, me refiero a todo. El mundo está cambiando a pasos agigantados y las necesidades de los clientes y sus casos abarcan todo tipo de situaciones de las que el letrado debe saber salir airoso. Cosas tan básicas como saber manejarse con las nuevas tecnologías; y no me refiero sólo a usar Facebook o twitter. El profesional de hoy en día debe conocer todas las redes sociales y tener una mínima noción de qué se cuece en ellas. Imaginaos que el caso que llega a su mesa versa sobre ciberacoso,

ESADE Grado en Derecho
¿No debería ser alguien que sabe las peculiaridades de cada red y el perfil de usuarios que la utilizan para saber cómo enfocar jurídicamente el asunto? Un abogado que domina las redes sociales tiene mayor amplitud de miras. Por ejemplo, si el caso tratase sobre la guardia y custodia de un menor, las RRSS serían una buena fuente de obtención de información para el caso, ¿no crees?

El cine, las series y los libros nos han presentado personajes expertos en todo y, de algún modo, apuntaban a lo que se está dando en la actualidad: La imagen de conocimiento global dentro de la abogacía. Es obvio que muy pocas personas son capaces de saber mucho de todo y ser como los abogados/as que hemos visto en las películas. Pero también es verdad que es posible conocer un poquito de muchas cosas e ir especializándose conforme uno avanza en su carrera profesional. Lo que está claro es que el punto de partida siempre será un buen Grado de Derecho; uno que te forme de manera transversal en todas esas áreas tan importantes hoy en día.

ESADE Grado en Derecho
Siguiendo con las grandes mentiras que nos ha explicado el cine, uno de los mitos que nos ha vendido es que hay que cruzar el charco para ser el mejor abogado del mundo. Lo cual no es del todo cierto. En universidades como ESADE se puede estudiar en el extranjero mediante sus programas de intercambio, una magnífica opción para ver diferentes manera de hacer. De hecho, la formación global en abogacía la imparten muy pocas. El Grado en Derecho que imparten es una solución formativa global a las necesidades reales del abogado en la actualidad. Y, por supuesto, no hay que olvidar que el abogado es un ser humano y se empapa de todo lo que sucede a su alrededor. No es ajeno a los malos rollos que lo rodean. Debe ser alguien con don de gentes, capaz de hablar en público con locuacidad y un profesional muy observador y analítico. Y diréis, ¿cómo puede ser capaz de todas esas cosas? La respuesta es sencilla: ¡Estudiando un grado de Derecho!

Como habéis visto, ser abogado hoy no sólo es saber de leyes. Ser abogado en la actualidad es tener el conocimiento teórico, la experiencia, la capacidad de escucharse a uno mismo, unos valores sólidos y trabajados y las ganas de cambiar el mundo. Eso, amigos, sólo se consigue con tesón, constancia, pasión y teniendo la oportunidad de formarse en programas educativos tales como los que ya os he mencionado antes. ¿Verdad que ahora aún tienes más ganas de llegar a ser un BUEN abogado?
 

En línea

Tenemos 138 invitados conectado